Capacitación en la industria minera: ¿Qué viene después de la pandemia?

0
53

Es sabido que la pandemia fue un potenciador para algunos rubros, como ha sucedido con las EdTech. La necesidad de resolver los desafíos impuestos por la crisis sanitaria para seguir capacitando, permitieron el crecimiento de la educación y capacitación virtual, transformándola no solo en una alternativa sino en una preferencia tanto para las personas como para las empresas, por los resultados y facilidades que esta entrega.

Sin temor a equivocarme, creo que la capacitación y formación online fue un importante sustento para el ecosistema minero, siendo un importante catalizador para dar continuidad de las operaciones en plena pandemia. Sin duda, hoy avanzaremos un paso más allá, los avances tecnológicos y la experiencia adquirida de la población durante la pandemia permitieron que las plataformas de educación en línea no solo crecieran, sino que se consolidara como un modelo viable.

Una demostración, de lo planteado anteriormente, es la posibilidad que tiene este modelo de educación de reducir la brecha en el acceso a la formación de conocimientos. Sin embargo, aunque es una posibilidad, se presentan desafíos en las habilidades digitales asociadas a las desigualdades de género, rango etario e incluso por región. Por lo anterior, es fundamental trabajar en conjunto de la mano con otras instituciones que permitan atender de manera adecuada estas realidades.

Igual que sucede con la facilidad de conexión y la administración de los tiempos. En un pasado era imposible pensar en volver a escuchar una clase o ser capaces de retroceder algún dato que no quedó claro. Hoy con los avances tecnológicos es posible planificar los horarios acordes a la carga laboral, personal o académica y también planificar el lugar de estudio.

Junto a esto es posible añadir que los resultados de la capacitación virtual incluso pueden ser mejores que en los períodos pre pandemia. Un ejemplo de ello es la experiencia que ha tenido Mine-Class con Codelco, en cuyo primer piloto nacional de capacitación online para contratistas, logró ahorros de US$27 millones al reducir el tiempo de 35 a sólo 10 días. La plataforma se convirtió en una herramienta que permitió capacitar a distancia a cualquier integrante del ecosistema de la empresa.

Entonces ¿Qué nos espera en el futuro? Probablemente más transformaciones que permitan afinar los detalles que en este momento estamos identificando como dificultades. Sin embargo, la educación online ya se ha consolidado en Chile y el mundo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here