El diputado Renzo Trisotti fue claro en decir que “voté el proyecto en contra, porque comparto el problema, pero la receta es la que a nosotros no nos gusta y lo que buscamos es que el gobierno entienda que lo puede corregir en el Senado y en la tramitación que sigue”.

Y en esa línea, el parlamentario gremialista argumentó que “no nos gusta el proyecto porque hace distinciones dependiendo de cuanto se gasta, pero que pasa si tengo un ejecutivo de una minera en Iquique  con un gran sueldo y vive solo, gasta poco, y que pasa con una familia humilde de varias personas que gastan mucho más y a esta familia si le va a subir la cuenta, pero también le va a subir a las Pymes con alto consumo de energía, talleres, panaderías, negocios entre tantos otros casos”.

Y es que a juicio del legislador por el Distrito 2 el gobierno se equivocó radicalmente con esta iniciativa, “entendemos que está el temor que se incrementen las cuentas de energía eléctrica de manera masiva alrededor de un 40%, esto lo consideró el gobierno y trató de hacer algo, pero la receta que nos está proponiendo es muy mala, porque primero uno esperaría que debido a la contingencia, cuando las circunstancias son excepcionales y antes esto siempre hemos estado disponibles, hubiésemos esperado que entregaran una especie de ayuda, una especie de subsidio y no este impuesto encubierto”.

Con todo, añadió Trisotti, “lo que se establece es una especie de fondo, pero con cero aporte estatal, que implicará que algunas personas puedan mantener sus cuentas y a todos los demás se les va a subir la cuenta, incluso subvencionando o entregando una solidaridad por ley para ayudar al otro”.

Por esta razón, finalizó el diputado Renzo Trisotti, “no es que rechazando signifique que nos opongamos al proyecto a la idea, si no que el vota en contra es con el fin de mejorarlo, ya que el gobierno no pone un peso, y la idea nos es perjudicar a los más pobres y a las Pymes”.

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here