#PobreNovio es actualmente el programa más visto y con mayor rating de la televisión abierta en Chile. La trama, que tiene a Etienne Bobenright, Montserrat Ballarín, Héctor Noguera y Carolina Arregui en los roles centrales, ha liderado la franja vespertina desde su estreno, y con ello la ficción chilena consiguió convocar a una audiencia masiva que la ha transformado en una de las franjas más cotizada de la pantalla.

 

Las teleseries chilenas que dirige María Eugenia Rencoret desde enero de 2014 han contribuido a este proceso redefiniendo el prime de la Tv y cambiando el hábito de los últimos años. Hoy el encendido de televisores más importante del día comienza a las 20.30 horas continuando y consolidando el tren programático de la franja nocturna en Mega.

 

María Eugenia Rencoret ha sido una férrea defensora del horario: “Siempre he creído en la ficción nacional a las 20.00 horas. El contenido de nuestras teleseries vespertinas conecta con la audiencia, son parte de la cultura de nuestro país acrecentando un hábito familiar que aún persiste. Y sin duda son la mejor carta para el tren programático del canal, ya que es la puerta de entrada al noticiero central”.

 

Así las producciones vespertinas son una experiencia única para la familia, pues todos los integrantes -según estudios de la Gerencia de Estudios de Mega- se reúnen en torno a la teleserie porque es algo que todos quieren (y pueden) ver juntos. Un hábito familiar que se reforzó con la pandemia y se mantiene en la actualidad.

 

Estas percepciones se anclan en cifras como el 61% que señala ver televisión a las 20.00 horas. Y lo hace viendo redes sociales, comiendo o descansando. En marzo, en tanto, las personas que declararon ver Tv en familia en ese horario son un 21% y sube a 28% en aquellas donde se vive con hijos.

 

Hoy, Mega exhibe en el inicio del prime la teleserie #PobreNovio que promedia 16 unidades desde el 9 de agosto de 2021 doblando en cifras a los otros espacios de la competencia. En palabras de Rencoret “cada producto tiene su mérito y tiene que ver con su contenido, en la medida que conectan bien con la audiencia mejoran su desempeño”.

 

Pero éste no es un proceso que comenzó recientemente, sino que se remonta a octubre de 2014 con el estreno de Pituca sin Lucas (25.4). Tras este primer éxito vinieron varias historias que lideraron ampliamente el horario: Papá a la Deriva (23.3), Pobre Gallo (20.6), Isla Paraíso (21.5) y Edificio Corona (16.6), entre otros. Según indican estudios internos, el éxito de estas producciones tiene que ver con que son tramas diversas, que tocan temas contingentes, que recorren y muestran Chile, y que se complementan con elencos consolidados. Son un producto que evidencia una parte de nuestra cultura que traspasa la pantalla. 

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here