La Municipalidad de Alto Hospicio a través de la Oficina de la Discapacidad, en el marco de las conmemoraciones del Día Internacional de la Concienciación del Espectro Autista (2 de abril), realizó distintas actividades en la comuna, entre ellas la jornada de encuentro de niños y jóvenes con espectro autista, realizada en el Centro Cultural de Alto Hospicio que contó con la participación de Esteban Zavala, director de la  Dirección de Desarrollo Comunitario (DIDECO) y el apoyo de las organizaciones Miradas Compartida y Fundación Corazón Inclusivo, además del voluntariado oncológico de Damas de Rosado, mago “Mister K” y la Tía Peque, quien realizó pintados de caritas a los más pequeños reunidos en el lugar.

Durante la jornada, el equipo de la Oficina de la Discapacidad también llevó a cabo una entrega de presentes en las instalaciones del municipio, los que buscaron visibilizar la concienciación en torno al espectro autista.

En la oportunidad, Esteban Zavala señaló que falta mucho por hacer en el derecho de las personas con trastorno del espectro del autismo (TEA), para que participen en igualdad de condiciones en la sociedad, no obstante dijo, que en este tema con la creación de la Oficina municipal de la Discapacidad se ha ido aprendiendo y avanzando en su inclusión, y estaba muy feliz por las familias y organizaciones colaboradoras que se reunieron en esta jornada especial en la casa de todos los hospicianos, con la cual quieren seguir trabajando para construir un Alto Hospicio más inclusivo.

Por su parte, Igor Muñoz, director de la Fundación Corazón Inclusivo agradeció el apoyo municipal en la organización del evento y participación de los socios de Miradas Compartida y Fundación Corazón Inclusivo; particulares y artistas en la hermosa actividad para que los niños y jóvenes TEA, junto a sus familias pudieran disfrutar un espacio de alegría, después de tanto tiempo de confinamiento, en el contexto de la pandemia, ya que no se podían reunir de manera presencial. 

En ese sentido, Muñoz reiteró que esta actividad también marca el comienzo de otros encuentros, los cuales piensan en primera instancia desarrollarlos una vez al mes, para luego realizarlo de forma quincenal como lo venían haciendo antes de la pandemia, también en este espacio del Centro Cultural. Asimismo, tienen considerado mantener las reuniones virtuales con talleres para seguir estrechando las relaciones y seguir avanzando en la inclusión.

Por último, enfatizó que entre sus aspiraciones para seguir creciendo y mejorando la calidad de vida de las personas  con espectro autista, que cada día son más visibles en los colegios, esperan que haya una ley que los apoye y se destinen más recursos para seguir avanzando en el tema; falta mucho por hacer, a pesar que hay recursos que se canalizan por proyectos inclusivos de los establecimientos educacionales.

“Tenemos el sueño de querer tener un centro TEA, no solo de niños, sino de adultos también, porque el TEA es una condición de por vida. Teniendo espacios y ambientes amables se alcanzan grandes logros en su desarrollo”, finalizó.

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here