En lo que fueron las instalaciones de la ex oficina salitrera La Noria, en un grato atardecer, se realizó una misa para recordar el traslado de la parroquia San José desde ese lugar a Pozo Almonte, en el marco de la celebración de la Semana del Salitre que realiza la Oficina de Cultura de la Ilustre Municipalidad de Pozo Almonte.

La fecha del 18 de noviembre de 1902 es la qué se materializó el traslado de la estructura de la Iglesia, el altar principalmente. En un contexto desde fines del siglo 19, en que se trazó un plan de expansión de la presencia de la iglesia en los lugares, en que se avecindaron personas y familias y no había capillas o parroquias, como era el caso de Pozo Almonte.

Cabe destacar que la homilía del padre Francisco recordó que lo único permanente y eterno es el amor de Dios, y que las ruinas y vestigios de la ex oficina Salitrera La Noria, así lo testimoniaba.

Para acceder a las instalaciones se contó con el permiso de Cosayach, empresa que actualmente es dueña del terreno donde se emplaza la ex oficina y que es donde se encuentra la planta “Soledad”

Al terminar, la misa se compartió sopaipillas y chocolate preparado por el equipo municipal, al igual, que toda la logística de traslado de sillas, mesones y electricidad con la que se contó en el lugar.

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here