Tras una semana de paralización, los sindicatos independientes de cargadores que prestan servicios a los usuarios de Zofri, depusieron la movilización que mantenía bloqueados los accesos del recinto. Esto, luego que llegaran a un acuerdo con los ejecutivos de la empresa, a través del Gobernador de Tarapacá, José Miguel Carvajal, quien asumió el rol de mediador la tarde del lunes, en una reunión que se extendió hasta la madrugada de este martes.

Cabe destacar que, de acuerdo con los trabajadores, el exintendente Miguel Ángel Quezada comprometió acciones para lograr el retiro de un grupo de cargadores que lleva más de 20 años en el sistema. Al no ver avances en la materia en el marco de una mesa de trabajo establecida en 2019, el gremio decidió detener sus funciones el pasado 2 de noviembre.

El acuerdo alcanzado este martes y liderado por el gobernador regional, fue firmado en la puerta 6 de Zofri, por los presidentes de los cinco sindicatos, el gerente de la empresa, Claudio Pommiez y el gobernador Carvajal, y en él se establecen compromisos para iniciar el retiro voluntario de los trabajadores.

“Este es solo el inicio, sabemos que los desafíos que tenemos con los trabajadores son mayores; nos ponemos a disposición de un trabajo serio y pensando en una zona franca que sea efectivamente una palanca de desarrollo para la región y que permita generar empleos dignos y seguros para todos”, señaló la primera autoridad regional. Agregó “Quiero felicitar al gerente y al presidente de Zofri por la disposición, quiero felicitar a los cinco dirigentes de los cinco sindicatos por destrabar esta situación; el mérito es de ellos, de haberse sentado y confiar en nuestra gestión”.

Por su parte, Claudio Pommiez, destacó el rol que cumplió el gobernador para dar solución a este tema. “Este es un momento histórico que hemos logrado a través de la gestión y los buenos oficios del gobernador. Hemos logrado, por parte de Zofri S.A, el retiro de 100 cargadores que significó el desembolso de 700 millones de pesos”. El ejecutivo aclaró que por cada día de paralización “son más menos 10 millones de dólares que se dejan de vender. Zona franca Iquique es la palanca de desarrollo de la región; lo que le ocurra a zona franca repercute en la actividad y en el desarrollo regional”.

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here