A partir de este lunes la Fiscalía de Atacama comenzará a exponer los distintos medios de prueba con los que buscará acreditar la responsabilidad penal de un imputado a quien acusó por su participación consumada en un delito de manejo en estado de ebriedad causando la muerte, lesiones graves y menos graves a terceros. Ocasión en que además mantenía suspendida la licencia de conducir. Caso en que la Fiscalía ha estado desde el año 2020 en condiciones de asumir el juicio oral, audiencia que ha sido pospuesta por el Tribunal.  

De acuerdo a los antecedentes indagados por el fiscal jefe de Copiapó, Christian González, y que fueron explicitados en la acusación de este hecho, el 18 de septiembre del año 2019 alrededor de las 22 horas, el acusado en estado de ebriedad y a exceso de velocidad no respetó la luz roja del semáforo ubicado en la esquina de la Avda. Circunvalación y Yerbas Buenas, colisionando por su costado izquierdo a un taxi colectivo que era conducido por la víctima, Robert Yáñez Olivares, quien murió debido a las graves lesiones sufridas en el lugar, mientras que tres pasajeros sufrieron lesiones graves y menos graves. 

Frente a este hecho, el Ministerio Público reabrió otras dos causas que mantenía el imputado ocurridas el año 2016 y marzo de 2017, fechas en que fue sorprendido por personal de Carabineros conduciendo en estado de ebriedad.

Dichos antecedentes buscarán ser acreditados por la Fiscalía ante los Jueces del Tribunal de Juicio Oral de Copiapó a partir de este lunes en que comenzará la exposición de pruebas, dentro de las que se cuentan más de quince testimonios, además de evidencia científica y documental. Por las que la Fiscalía solicitará a los Jueces del Tribunal Oral se imponga una sanción efectiva de cárcel en contra de la persona investigada por su participación consumada en los hechos materia de la investigación.                       

 

 

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here