“Cultivando salud: El ser y la tierra confluyen hacia el bienestar” es el nombre del proyecto que se iniciará en la Junta de Vecinas y Vecinos Unión y Progreso Torreblanca, de la comuna de Vallenar y que busca incidir directamente en la salud de las mujeres de esta comunidad. El proyecto es financiado por la glosa Carácter Social del FNDR 2021 del Gobierno Regional de Atacama.

 

La práctica del Yoga y el cultivo de plantas medicinales, que no sólo promueven el cuidado del medio ambiente, sino además la salud de la comunidad, es la propuesta para las mujeres de la Tercera Edad que pertenezcan a la JJVV Unión y Progreso Torreblanca de la ciudad de Vallenar. Pero abierto a cualquier otra interesada en hacerse parte de este proyecto que busca propiciar el bienestar común e individual, a través de la construcción de huertas comunitarias y acciones terapéuticas. Todo esto gracias a los aportes del Gobierno Regional de Atacama aprobados por el CORE.

 

Las principales actividades a desarrollarse en la JJVV Unión y Progreso Torreblanca, ubicada en calle León 2850 de Vallenar, será la confección de estos jardines para la comunidad y talleres de Yoga enfocados en mujeres, que serán tanto presenciales los días viernes 19 de noviembre; 3 y 17 de diciembre desde las 15:30 horas. Pero además existirá la oportunidad de clases telemáticas de Yoga, a desarrollarse online los días martes y jueves de noviembre y diciembre desde las 20:30 horas.

 

La importancia de las posturas y técnicas de respiración irán de la mano con el cultivo de las plantas medicinales, generando una unión entre ambas terapias ya que se entregará material para que cada integrante pueda desarrollar los ejercicios de manera individual y reconozcan los beneficios específicos, como son la prevención de afecciones como el bruxismo, dolores en la columna, estreñimiento, estrés, angustia, dolor de útero, entre otras afecciones.

 

La coordinadora de esta actividad, Francisca Tornini, señala que “este proyecto, que va dirigido a mujeres principalmente, es para que ellas cuenten con distintas herramientas de autocuidado. Por el tema de la pandemia el estrés ha aumentado y la sobrecarga doméstica también ha ido en alza y las madres se han convertido en profesoras, enfermeras, etc. Entonces es positivo que puedan socializar con otras mujeres, vecinas del sector, de otras JJVV, a través del trabajo hortícola con plantas medicinales y aplicar estos conocimientos en sus propias casas. Y además con la práctica de yoga, donde aprenden a respirar adecuadamente y a realizar ciertas posturas que benefician ante las distintas dolencias que habitualmente tenemos las mujeres”.

 

 

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here