En su visita a la Universidad de Atacama, Andrés Couve junto a la Seremi de Ciencia Macrozona Norte, Daniela Barría, recorrieron el laboratorio y conocieron cómo opera el análisis PCR de muestras y la preparación para contribuir a la pesquisa de variantes del Coronavirus, a través del proyecto de la Secuenciación del SARS-CoV-2 .

El Laboratorio de Biología Molecular de la Universidad de Atacama integra la Red de Laboratorios Universitarios, impulsada por el Ministerio de Ciencia y Tecnología, a fin de promover el análisis PCR de muestras con sospecha de Coronavirus en el país. En diciembre del 2020 esta red pasó a formar parte del Ministerio de Salud, con el fin de fortalecer la capacidad de diagnóstico nacional, a través de las 33 entidades que componen la red de Laboratorios Universitarios.

Actualmente el virus SARS-CoV-2 ha mutado y son diversas las variantes que se transmiten entre la población, siendo algunas de estas de preocupación sanitaria. Por lo tanto, el Ministerio de Salud ha puesto en la mira un nuevo antecedente en la lucha contra la pandemia, se trata de la vigilancia genómica que, mediante la secuenciación del genoma del virus, permite detectar estas mutaciones.

En este escenario, el martes 28 de julio, el ministro de Ciencia y Tecnología, Andrés Couve, junto a la Seremi de Ciencia Macrozona Norte, Daniela Barría, visitaron por primera vez la Universidad de Atacama, recorriendo el Laboratorio de Biología Molecular, ubicado en la Facultad de Medicina de la casa de estudios superiores.

“Este Laboratorio contribuyó de forma muy significativa al diagnóstico PCR durante todo el transcurso de la pandemia y hoy se está preparando para incorporarse a una red de laboratorios que realizará vigilancia genómica, que consiste en seguir al virus” comentó el ministro Couve.

El secretario de Estado agregó: “La Universidad de Atacama ha destinado recursos y capacidades humanas para hacer esta secuenciación. Se trata de una inversión significativa, ya el año pasado recibió más de 100 millones de pesos desde la ANID para equipamientos; también ha recibido aportes del Gobierno Regional, y este año tenemos una inversión de 150 millones de pesos para dar inicio a este proyecto. Además, hemos establecido alianzas internacionales desde Copiapó con importantes centros de investigación en el mundo, como la CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades) que aportará no sólo en capacitación, sino también con más equipamiento y eventual contratación de personal” sostuvo el jefe de la cartera ministerial de Ciencia.

Couve aseguró que esta inversión se traduce en capacidad investigativa y científica en Copiapó y para la región de Atacama, “Esperamos que quede como una capacidad instalada, no solamente para el COVID-19, sino para múltiples aplicaciones que podamos encontrar en el futuro” subrayó.

En la visita, guiada por César Echeverría, director de Investigación y director técnico del laboratorio UDA, las autoridades conocieron la implementación de equipamiento y tecnologías, así como también conversaron con el equipo de profesionales que se desempeñan en el centro de investigación, quienes actualmente trabajan en la detección del virus, con miras a la puesta en marcha del proyecto de Vigilancia Genómica.

“El Laboratorio Genómico tiene una capacidad de realizar entre 30 y 120 muestras a la semana para poder secuenciar en búsqueda de variantes tanto conocidas, como la Delta que hoy en día nos preocupa u otras variantes que estén circulando, como otras propias que hemos identificado en la región” sostuvo Echeverría.

El Dr en biología molecular acotó que el centro de investigación cuenta con el equipo y capital humano para realizar el número de secuencias que la autoridad sanitaria estime conveniente.

Respecto a la vista ministerial, el director de Investigación UDA señaló: “Lo que se presentó al ministro fue el Laboratorio de Biología Molecular, que lleva más de un año funcionando en nuestra región en el diagnóstico PCR, que cuenta con 23 profesionales trabajando en dos turnos y también conoció el laboratorio genómico, que va a contar con al menos cuatro profesionales dedicados 100% a la secuenciación de variantes de SARS-CoV-2 durante el tiempo que se requiera.”

Patricio Urquieta, delegado presidencial de la región de Atacama, destacó el trabajo científico realizado en la zona en atención a la pandemia, y valoró la convergencia de todos los actores sociales que han aportado para la concreción del futuro Laboratorio de Vigilancia Genómica.  “Hemos tenido una reunión de distintas voluntades. Desde el sector público, a través del Gobierno Regional se han invertido casi 200 millones de pesos y el sector privado, a través de empresas mineras, ha hecho un aporte muy significativo para fortalecer la gestión de este laboratorio”, sostuvo la autoridad regional.

Así mismo, y como una alianza virtuosa definió Daniela Barría, Seremi de Ciencia Macrozona Norte, el trabajo conjunto que realizan las carteras ministeriales de Ciencia y Salud, y en el caso de la región de Atacama con apoyo del Gobierno Regional. “Estamos impulsando que los laboratorios universitarios de secuenciación genómica puedan ingresar a una red de vigilancia nacional. Buscamos tener una perspectiva de lo que está pasando con el virus y sus nuevas mutaciones, lo que conocemos como variantes y ver cómo pueden afectar la efectividad de las vacunas y nuevas sintomatologías” especificando que el Ministerio de Ciencia está coordinando la participación de los investigadores de las universidades en esta labor.

“Los laboratorios universitarios son los que a la fecha están mejor capacitados para las secuenciaciones a nivel nacional, por eso esperamos que los equipos de investigadores puedan unirse a esta red nacional”, puntualizó Barría.

Celso Arias Mora, rector de la Universidad de Atacama destacó las capacidades técnicas del equipo de profesionales UDA que trabajan en esta área de investigación: “En este laboratorio, perteneciente a la Facultad de Medicina de la Universidad de Atacama; además de realizar el análisis de un gran número de muestras PCR en la región, hoy apunta a un nuevo desafío que es la secuenciación genómica del virus. Actualmente con un equipo importante de doctores que trabajan en el laboratorio y asociados con otros profesionales de la salud de universidades de la Macrozona Norte, esperamos seguir contribuyendo a la salud pública de la región y del país, sumándonos además a la labor científica de identificar las variables del virus”, sostuvo.

Laboratorio Genómico

Respecto a la importancia de la secuenciación genómica el Dr. César Echeverría, explicó “Lo que busca el Laboratorio Genómico es identificar cambios o mutaciones en el genoma (material genético) del patógeno.  Estas mutaciones le confieren ciertas características al virus, por ejemplo, poder evadir al sistema inmunológico o evadir las vacunas que se están produciendo y administrando.  Es muy importante tener esta información con la que la autoridad sanitaria podrá determinar si las vacunas que se están inoculando pierden efectividad frente a ciertos tipos de variantes, fortalecer el diagnóstico y conocer qué tipo de variante está afectando en la población al poder secuenciarlas”.

“El insumo que genera el Laboratorio Genómico para una respuesta sanitaria oportuna es crucial, sobre todo ahora que están vacunando masivamente, pues -cabe recordar- que estas vacunas se prepararon con la variante original que salió de Wuhan, que  ya no es la misma y al estudiarla será posible determinar cuales son las mejores vacunas y las más efectivas y si el virus está siendo atacado correctamente por el sistema inmunológico. Además, permitirá determinar si esas mutaciones producen alteraciones en la propagación del patógeno que puedan generar brotes en el futuro”, aseveró el investigador de la Universidad de Atacama.

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here