TERREMOTOS EN EL CINTURÓN DE FUEGO DEL PACÍFICO: ¿PUEDEN DAR PASO A SISMOS EN CHILE?.

0
21

Un terremoto de magnitud 6.8 en Taiwán, otro de 7.8 en México y una serie de temblores en Nueva Zelanda tienen al mundo con los ojos puestos en el Cinturón de Fuego del Pacífico.

Una zona de 40 mil kilómetros en la que se produce el 90% de los grandes sismos del mundo y de la que Chile forma parte. Con estos antecedentes, cabe preguntarse ¿Podría venir un terremoto en nuestro país?

Según explica Jorge Crempien, profesor de Ingeniería Estructural UC, algunos científicos han concluido que «efectivamente hay ondas que se producen por grandes terremotos, que estas ondas viajan y atacan otras partes y pueden empezar pequeños enjambres sísmicos que son bien imperceptibles».

Sin embargo, nada previene que estos enjambres puedan generar un terremoto más grande en el corto plazo, pero los expertos prefieren basarse en las estadísticas.

«El terremoto de magnitud 8, en el mundo, ocurre uno al año, aproximadamente, y de magnitud 7, ocurren alrededor de diez al año», dice Sergio Barrientos, director del Centro Sismológico Nacional, al detallar que los terremotos ocurridos los últimos días están dentro del rango normal.

«Estos terremotos ocurren en segmentos y placas distintas, por lo tanto, que tengamos un terremoto que ocurra en México, otro en Taiwán, no van a tener un efecto uno sobre el otro, salvo que hubiera un tsunami», señala por su parte Pablo Salucci, geógrafo y docente de la USS.

Según los expertos, el terremoto de Chile en el año 2010 y el de Japón en el año 2011, habrían sido los dos últimos desastres que activaron el Cinturón de Fuego del Pacífico, debido a la gran magnitud que tuvieron dichos movimientos.

En esta oportunidad en tanto, los científicos se decantan por otra teoría.

«Las publicaciones que estamos observando y que están investigando, especialmente la recurrencia de estos eventos, tienden a hablar de ciertos periodos en que pueden presentarse oleadas de sismos», dice Salucci.

Estos sismos son un recordatorio de que somos parte de una zona de alta actividad sísmica en la que los terremotos no se pueden predecir, pero que sirven como recordatorio para estar preparados ante eventuales desastres naturales en nuestro país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here