Comunidades de Aguas denuncian deficiencias en Mejoramiento de la Ruta C-46 por daños causados a canales

0
111

La Junta de Vigilancia del Río Huasco en compañía de representantes de las comunidades de aguas del canal García y Campusano de Freirina, inspeccionaron una serie de sifones dañados en la Ruta C-46, a la altura del kilómetro 29,480, producto de las obras de mejoramiento que se realizan en la carretera que une Vallenar y Huasco, y que ha generado la interrupción de agua en canales durante tiempo prolongado por “evidentes falencias de construcción”.

En la ocasión estuvieron presente la constructora “Viccsa” y la asesoría de inspección fiscal “Proing” a cargo de la obra, encuentro comprometido en una reunión sostenida entre la Junta de Vigilancia y el Ministerio de Obras Públicas, mandante de la obra en ejecución, luego de una serie de reclamos e inconsistencias denunciadas por los comuneros de aguas, mayoritariamente agricultores. 

Se trata de una obra de reposición de la ruta C-46, del sector comprendido entre la intersección con la Ruta 5, en la salida de Vallenar, hasta el acceso a la ciudad de Huasco, longitud total de 43.900 kilómetros aproximados, que no ha estado exenta de dificultades, en esta ocasión por la intervención de sifones de un canal que abastece a cerca de 200 usuarios de aguas que están en severo riesgo de perder sus producciones por la interrupción de agua.

“Es un problema con la constructora que se arrastra hace más de dos años, y que tiene a los agricultores con los sifones sin funcionar adecuadamente, incluso dejándonos meses sin agua en nuestros canales. Han asumido compromisos, plazos y no han cumplido. En el mes de octubre tuvimos una reunión con las autoridades en la Municipalidad de Freirina donde se comprometieron a repararlos de forma adecuada y no cumplieron”, enfatizó Pedro Muñoz Gahona, presidente de las comunidades de aguas del canal García y Campusano. 

Nicolas del Río, presidente de la Junta de Vigilancia del Río Huasco y sus Afluentes, explicó que “evidenciamos filtraciones en los cajones de sifones, malos diseños de ejes hidráulicos, deficiencias técnicas, insuficiencias de ingeniera y construcción, por lo que acordamos levantar una evaluación técnica con observaciones desde la Junta de Vigilancia en conjunto con las comunidades de aguas, informe que haremos llegar a la inspección fiscal y constructora a cargo de la obra para poder resolver y reparar de forma definitiva e inmediata este flagelo que afecta hace bastante tiempo a los regantes del Huasco”.

Asimismo, el máximo directivo de la Junta de Vigilancia sostuvo “esto se pudo haber previsto, evidencia de aquello es la que hoy podemos constatar, un sifón recién construido con la máxima tecnología disponible que reemplazarán sifones construidos cien años atrás cuando no existía mayor tecnología, pero que cumplen efectivamente con las características técnicas de ingeniera que conlleva atravesar una carretera”.

Del Río agregó que “los tiempos de construcción son distintos a los tiempos agrícolas, en el caso de la construcción dependen del fraguado del cemento que puede demorar una serie de días, pero los canales que están para regar los huertos, mantener una industria agrícola, tenerlos paralizados por días es un grave problema para los agricultores. Hay olivareros que nos han comentado la pérdida de sus aceitunas y productos por la suspensión del curso del agua debido a los problemas que presenta la construcción de la ruta C-46”.

María Soledad Callejas, agricultora y usuaria del canal, dijo “hemos tenido intervenciones de sifones que nos abastecen de agua para nuestro regadío por más del tiempo esperado, ya que no hubo una planificación inicial por parte de la empresa tampoco participación y cercanía con los usuarios del canal. Estuvimos tres meses con los sifones intervenidos porque los destruyeron, lo que nos llevó a improvisar el regadío de forma impresentable siendo que le pedimos a la empresa constructora que la intervención se realizara de forma  responsable”.

En el mismo contexto, Callejas destacó que “después de todo el tiempo trascurrido nos parece impresentable que sigan improvisando e interviniendo sifones. Hemos tenido daños irreparables, agricultores que han perdido parte de su producción, nuestros árboles frutales, estamos con el temor de perder la cosecha de aceitunas. Esperamos recuperarnos rápido, porque a diferencia de otros valles nosotros no tenemos un problema de sequía, tenemos un problema de intervención de canales y eso nos parece gravísimo”.

 

 

JUNTA DE VIGILANCIA DE LA CUENCA DEL RÍO HUASCO Y SUS AFLUENTES

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here