El Congreso Nacional aprobó esta semana el proyecto de Pensión Garantizada Universal (PGU) que venía impulsando el Gobierno del presidente Sebastián Piñera. Esta iniciativa permitirá a todos los mayores de 65 años que se encuentren en el 90% de menores recursos, que estén pensionados o no, recibir un aporte de $185.000 mensuales a contar de la tercera semana de febrero.

Al respecto, el seremi de Desarrollo Social y Familia de Tarapacá, Yuseff Hilaja Rumié, valoró el apoyo transversal obtenido por el proyecto en su discusión en el Senado y la Cámara de Diputados, afirmando que “más de 20 mil adultos mayores de Tarapacá se verán beneficiados con esta histórica reforma, marcando un antes y un después en las pensiones de la gran clase media de nuestra región y del país. Esta iniciativa llega para mejorar las pensiones de las personas que están hoy día en el Pilar Solidario, de aquellos que recibían Pensión Básica Solidaria (quienes verán aumentados sus montos), y de aquellos que recibían Aporte Previsional Solidario, que será de $185.000”.

Desde el nivel central, la ministra de la cartera, Karla Rubilar agregó que “es una noticia muy emocionante poder decir que, con este proyecto de ley, también vamos a poder llegar a una mayor cantidad de niños y niñas menores de 18 años, que recibían Subsidio de Discapacidad Mental. Hoy existen 18 mil niños y niñas que recibían cobertura de discapacidad mental con una cobertura del 20% del Registro Social de Hogares solamente. Ahora aumentaremos al 60%. Y no solamente eso: también ingresaremos la discapacidad física y sensorial severa profunda».

Con la aprobación del proyecto, todos los pensionados en el Sistema de Protección Social, recibirán la PGU, incluidas las personas mayores de 65 años laboralmente activas que puedan acceder al beneficio y que cuenten con una pensión autofinanciada menor a los $630.000. Quienes superen esa suma, recibirán un monto decreciente. Estos pagos beneficiarán a más de 2.4 millones de personas en el país, excluyendo al 10% más rico de la población.

Gracias a la nueva Pensión Garantizada Universal, una persona de más de 65 años que hoy gana el sueldo mínimo, actualmente de $350.000 bruto, podrá llegar a los $468.000 mensuales. El beneficio también llegará a quienes hoy mantienen una pensión autofinanciada, como, por ejemplo, una renta vitalicia de $400.000, la que aumentará a $585.000 por PGU.

Finalmente, Hilaja explicó que “el beneficio comenzará a pagarse en febrero de forma automática a todos quienes son parte del Pilar Solidario. En tanto, en los próximos meses, el Ministerio del Trabajo dispondrá una plataforma donde se podrán inscribir las personas mayores que no reciben Pensión Básica ni Aporte Previsional Solidario, y que cumplen con los requisitos para recibir el aporte de la Pensión Garantizada Universal”.

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here