El presidente de la Cámara Chilena de la Construcción sede Iquique, Luis Coevas Araya, expresó su preocupación ante la eventual eliminación, por parte del Gobierno, del crédito especial a la construcción de viviendas o Crédito Especial a Empresas Constructoras (CEEC) con el objeto de financiar la Pensión Garantizada Universal (PGU), ya que advirtió que esto incrementaría el costo de edificación en aproximadamente un 12%, lo cual dificultaría aún más el acceso a la vivienda propia a las familias de grupos vulnerables, emergentes y de clase media.

 

Y es que explicó que, en la práctica, la eliminación de este beneficio tributario causará, al menos, dos efectos directos. Uno de ellos será el impacto que tendrá en las viviendas con subsidio ya que su precio tiene un tope máximo fijado en los decretos de los programas habitacionales, por lo que no es posible absorber este mayor costo, siendo probable que se produzca una drástica reducción de la oferta de viviendas. “Esta situación afectará especialmente a los hogares más vulnerables, quienes constituyen el 72% del déficit de vivienda a nivel nacional”, precisó.

 

El otro efecto ocurrirá en las viviendas sin subsidio ya que lo esperable es que aumente su precio, afectando las posibilidades de miles de familias de acceder a ellas. “Dados los recientes aumentos de tasas y mayores restricciones crediticias, para solventar un aumento de 225 UF en el precio de la vivienda (equivalente al beneficio máximo del CEEC), un hogar tendrá que aumentar su ingreso en $120.000 para optar a esa misma vivienda”, puntualizó.

 

PROPUESTAS DEL GREMIO

 

En ese sentido, Coevas Araya indicó que, ante el difícil escenario que provocaría la eliminación del referido beneficio tributario, la Cámara Chilena de la Construcción propone que este se mantenga para las viviendas que se adquieran con subsidio, o de lo contrario, que se implementen dos medidas complementarias en paralelo con la eliminación del CEEC. 

 

Una de ellas es reconocer en el precio de las viviendas adquiridas solo con subsidio y ahorro (DS 49, 19 y 01, para hogares vulnerables) el mayor costo de construcción que implicara terminar con el Crédito Especial a Empresas Constructoras y, compensar directamente a los compradores de estos inmuebles mediante un mayor subsidio, por un monto equivalente al aporte actual del CEEC. En tanto, la otra medida que plantea el gremio es que, para el caso de las viviendas adquiridas sin subsidio, se implemente una garantía estatal al pie de la primera vivienda, permitiendo que las instituciones financieras entreguen un crédito adicional con el respaldo de este “pie garantizado” hasta totalizar el 95% del valor de la vivienda. 

 

“El desafío compartido por todos de mejorar las pensiones no puede sostenerse agravando un problema que ya constituye una crisis social, como es el acceso a la vivienda. Los poderes del Estado, el sector privado, la sociedad civil y las comunidades deben actuar en conjunto y coordinadamente para que el desarrollo social de Chile sea para todos”, manifestó el presidente regional del gremio.

 

Según cifras de la CChC, el déficit habitacional en Tarapacá, supera las 23 mil viviendas, y se ubica, junto con Atacama, como la región del país con mayor porcentaje de población con esta problemática (18%). Además, de acuerdo con el Catastro Nacional de Campamentos 2020-2021, elaborado por Techo Chile y Fundación Vivienda, existen 62 campamentos a nivel regional, con más de 8 mil familias viviendo en estos, es decir, un 55 y 107 por ciento más que en 2019, respectivamente.

 

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here